Tips para el Community Manager, nuestros 12 imprescindibles

Call To Agency Contacto Tiempo

Tiempo de lectura: 5 minutos

Compártelo

Estrategias Community manager

La figura del Community Manager (CM) es esencial en el entorno digital, no hay estrategia de Marketing Digital que se precie que no se apoye en la labor, a veces impagable, que realiza el CM.  Sus acciones están medidas al milímetro, por lo que la improvisación no es el mejor aliado para ser un buen CM. Si estás pensando (o ya lo estás) sumergirte en el mundo del Community Management, vamos a reflexionar sobre ello y a darte unos consejos imperdibles para desempeñar dicha función. A lo largo de este artículo te contaremos los 12 tips imprescindibles para ser un buen Community Manager.

Community Manager, una profesión consolidada

Afortunadamente, el paso del tiempo ha reconocido la figura del CM como un profesional imprescindible para gestionar las redes sociales de cualquier marca, producto o persona.
Atrás quedaron aquellas frases míticas del jefe de turno: “tengo un sobrino que es un hacha… o mi hija la mayor, que se pasa el día en Facebook, me lleva las redes y publica cosas muy chulas, por eso no necesito contratar a nadie para eso”.
Hoy en día la formación de perfiles específicos 2.0 ha garantizado la profesionalización de esta figura clave, siendo una de las profesiones más demandadas de todo el ecosistema digital.

Pero antes de mostrar los 12 tips o estrategias imprescindibles que un buen Community Manager debe tener en cuenta, hagamos una reflexión para conocer más sobre esta figura.

El Community Manager ideal no existe

Con frecuencia no nos detenemos a analizar el significado del cargo que ostenta, Community Manager = Gestor de la Comunidad, o dicho de otro modo es el encargado de gestionar la comunidad online, de construirla y administrarla, velando por la identidad y la imagen de marca a la que representa, creando y manteniendo relaciones estables y duraderas con clientes y fans de la misma en internet.

Y aunque suene extraño, lo cierto es que el perfecto CM no existe… se hace. Con esto, lo que queremos decir es, que además de las habilidades y competencias clave que ha de poseer, debe adquirir experiencia en el desempeño del día a día de las múltiples tareas que ha de abordar. Por eso, si estás pensando en dedicarte a esta profesión, comienza a cultivar tu marca personal, demuestra que eres capaz de comunicar y gestionar con eficiencia tu propia comunidad, será un activo clave en una futura entrevista laboral para el puesto de CM.

Facebook, Instagram, TikTok, LinkedIn… las redes sociales en definitiva serán el vehículo para demostrar tus skills y alcanzar los objetivos marcados.

Hablando claro, si una mesa tiene 4 patas, el CM sería una de ellas, tan necesaria como las otras para que la mesa se mantenga en pie. La persona que tienes al lado durante un día soleado, justo en ese momento en el que se pone a llover de repente, y entonces se saca del bolsillo un paraguas que abre para que no te mojes. Es esa persona por momentos todoterreno, que aporta y trabaja sin descanso por el bien común. Es el embajador cordial, simpático e ideal que toda marca quiere para que le represente ante los desafíos continuos que brinda cada día internet.

En definitiva, el CM debe ser un perfil híbrido, con sólidos conocimientos del entorno digital, y a su vez (y no menos importantes) con ciertas habilidades personales, pues no hay que olvidar que su tarea principal va de tratar con personas.

Ahora sí, vamos con el top 12 necesario para todo Community Manager.

Los 12 tips indispensables para el buen Community Manager

  • Saber todo de la marca.
  • Conocer los objetivos de cada red.
  • Organización y orden
  • Establecer cuadro de mando.
  • Contenido de valor.
  • Planificar y calendarizar.
  • Medir y extraer conclusiones.
  • El factor humano.
  • Paciencia y constancia.
  • Escucha activa, generosidad y templanza.
  • Actualizarse o morir.
  • Proponer y participar.

Saber todo de la marca

Es muy importante conocer todo lo que rodea a la empresa/producto/persona a la que vas a representar en el entorno digital. Conocer a fondo que se ofrece, los procesos internos, el sector y el público al que nos dirigimos serán factores claves para una correcta comunicación. En definitiva, conocer el negocio de pies a cabeza.

Conocer los objetivos de cada red.

Las redes sociales son el medio para promocionar y dar voz a la empresa, pero no tienen objetivo principal la venta. Están para generar comunidad, ganar reputación y producir confianza, por lo que el negocio en sí será una consecuencia.
Importante conocer las peculiaridades de cada red social, paras estructurar y generar un contenido específico que funcione en cada perfil social de acuerdo con el objetivo marcado.

Organización y orden

Mantener todo bien estructurado y organizado es primordial para una buena gestión de RRSS. En un entorno tan “vivo” y cambiante como el digital, tenerlo todo bien ordenado te ayudará mucho en las tareas diarias y en esos temidos contenidos “urgentes” o de “última hora”.

Establecer cuadro de mando

De acuerdo con los objetivos que te hayan marcado en el plan de Social Media, definir un documento con las líneas a seguir y los indicadores o KPI’s (Key Performance Indicators) que vas a fijar para medir resultados, es imprescindible. Se trata de plasmar una guía donde indicar qué vas a hacer, cómo lo vas a hacer y con qué herramientas lo vas a llevar a cabo.

Contenido de valor

Lo habrás oído mil veces, el contenido es el Rey, y tener una estrategia de contenidos errónea puede tirar por tierra todo el trabajo planificado. Huye del contenido comercial, aporta valor en tus comunicaciones, acércate a las necesidades de tu interlocutor, mediante la creación de contenido atractivo y de calidad. Si logras que te valoren porque les aportas y no porque les quieres vender, tendrás el éxito asegurado.

Planificar y calendarizar

Establecer un calendario de contenidos es vital para desplegar toda la estrategia. Planificar  con antelación y tener los contenidos previstos según el momento temporal, te ayudarán siempre a tener todo bien estructurado y no perder el rumbo marcado. Esto no quita que,  puedas introducir contenidos eventuales o de actualidad si así se requiere, pues recuerda que el CM ha de ser flexible y estar preparado para cualquier cambio o novedad, por eso cuanta más planificación tengas mejor.

Medir y extraer conclusiones

Gracias a las métricas conoceremos los síntomas, buenos o malos, de lo que está ocurriendo en el intercambio entre persona y el perfil de la marca. Por tanto, hay que medir y extraer conclusiones, que nos ayudarán a seguir con línea marcada o a realizar correcciones de acuerdo con los objetivos a cumplir. Las herramientas de medición son las mejores aliadas del CM para la toma de decisiones.

El factor humano

Es muy importante no perder el foco a la hora de publicar contenidos en RRSS. Tener siempre presente que los receptores son personas, cada una con sus sentimientos, y que lo importante no son tanto las publicaciones que se realizan, sino el impacto, el valor que aportan y como las perciben los usuarios. Entre tanta herramienta y automatismos se puede confundir el propósito.

Paciencia y constancia

No obtener resultados inmediatos puede llevar a realizar cambios tomando malas decisiones. El entorno digital es cambiante y muy competitivo, por lo que hay que tratarlo como una carrera de fondo. Las claves son el esfuerzo y la constancia, solo con paciencia y buena planificación llegarán los resultados.

Escucha activa, generosidad y templanza

Son cualidades que no deben faltar en un buen CM. Hay que escuchar a tu audiencia, entenderla, resolver sus dudas y actuar ante sus necesidades. El diálogo en tono cercano, sin descuidar el escribir correctamente y sin olvidar que representas a una marca, es tan importante como la escucha de conversaciones entre usuarios o estar al día de las tendencias. En este sentido, hay que ser generoso y aportar a la conversación, ayudar al usuario y fomentar su participación. Y cuando llegan esos momentos en los que se reciben comentarios fuera de lugar o poco agradables, hay que tener mucha templanza y no perder los nervios, pues en este caso vale más siempre un silencio que una mala contestación.

Actualizarse o morir

En un entorno tan cambiante como el digital, el CM no se puede quedar parado. La formación continua es más que necesaria, nuevas herramientas surgen cada día, nuevos canales de comunicación, nuevos temas son tendencia y estar al día de la actualidad no solo del sector en el que te mueves sino del mundo cambiante es más que necesario.
El buen CM es curioso, investiga, se actualiza y prueba nuevas acciones y estrategias continuamente.

Proponer y participar

Las ideas no hacen nada guardadas en el cajón. Toma la iniciativa como CM y haz propuestas de mejora a tu marca. No te quedes parado y participa en las decisiones, frecuenta foros de tu sector, comparte experiencias, participa en artículos colaborativos… El CM nunca está quieto, siempre está en continua evolución, recuerda lo que mencionábamos al principio de este post, ¡el buen Community Manager se hace!

Esperamos que estos 12 tips te ayuden en tu exitosa carrera como Community Manager. Como ya hemos visto el CM, pese a la creencia de muchos, no se dedica a postear fotos bonitas… ha de poseer un gran conjunto de competencias y habilidades, y su trabajo obedece a una estrategia bien definida donde el margen a la improvisación es muy estrecho.
Y tú, ¿tenías claro el papel y los tips para las estrategias imprescindibles de un buen Community Manager?  Puedes consultar todas tus dudas con nosotros, contáctanos.

Novedades Instagram

¿Quieres descubrir las novedades de Instagram 2023? No es una sorpresa que todas las aplicaciones intenten imitarse entre sí consiguiendo así una gran competitividad en cuanto a las prestaciones que se le ofrece al usuario.

La Inteligencia Artificial en el Marketing Online

Novedades Instagram

¿Quieres descubrir las novedades de Instagram 2023? No es una sorpresa que todas las aplicaciones intenten imitarse entre sí consiguiendo así una gran competitividad en cuanto a las prestaciones que se le ofrece al usuario.